Llevan silenciosas historias de navegación, de mañanas acaloradas con el reflejo del mar y tardes de puestas de sol impresionantes, el mobiliario de la colección de Ara Macao de Chimpa tiene mucho más que contar.

Esta colección de Chimpa se basa en espejos, sillas, bufeteras, mesas, sala de reuniones, muebles de centro para sala; creados únicamente con madera de lanchas, combinada con madera  reciclada o reutilizada. Están conceptualizados bajo esquemas de color llenos de tonos vibrantes que sean una referencia gráfica del vivaz matiz de las lapas rojas. Además, estas piezas contemplan un plan de responsabilidad social.

“El color, la madera y el diseño es lo que hace esta colección única. De cada pieza vendida se dona un 7% a la asociación de las lapas en Costa Rica llamada ASOMACAO, no solamente va directo a la fundación si no que va directo a un proyecto el cual consiste en colocar nuevamente las lapas en Guanacaste, de donde eran originalmente” explica Ximena Quirós, diseñadora de Chimpa.

La idea nació a raíz de charlas entre amigos y familiares, por supuesto todos con la misma inquietud de devolver las lapas a su sitio nativo en el área. Poco a poco el camino se fue marcando hasta que llegaron a reunirse con la Asociación, donde de primera mano pudieron observar toda la investigación y las pruebas del proyecto para revivir las lapas en Guanacaste realmente da resultados.  “Gracias a esta fundación podemos acercarnos a nuestra meta de crear colecciones con una conciencia ecológica e ir mas allá de la materia prima que es la madera reutilizada y reciclada”, agregó Quirós.

La exhibición estará por tiempo indefinido pues lo que busca es aportar la mayor cantidad posible de recursos a este proyecto. La idea es que en el momento que se adquiera alguna de las piezas del mobiliario se haga efectiva de una vez el rubro del monto correspondiente. También se puede acceder al link de ASOMACAO   y realizar la donación de manera directa.