Las maderas han sido utilizadas para distintas funciones en la cocina como material de confección, tales como rodillos, cucharas, tazones, y por supuesto las tablas. Este utensilio siempre ha estado presente, y con el pasar del tiempo se ha convertido en un elemento versátil y multifuncional que mezcla lo útil, lo fresco y lo innovador con lo decorativo.

Texto: Luz Campodonico. || Fotografías: Andrés Vargas.

La madera es apreciada en la cocina por ser resistente, no es buen conductor de calor por lo tanto evita quemaduras y contrario a lo que se pensaba hace años, la madera es un material antibacterial. Se ha encontrado que las tablas con este material absorben las bacterias, las retiene y dificulta el regreso a la superficie con lo que constituye una auténtica trampa para los microorganismos.

Los taninos de las maderas (sustancia que segregan) es un antimicrobiano. Es por esto y por muchas más razones que tenemos esta propuesta que es 100% de madera costarricense, de alta calidad como teca, Guanacaste y almendro entre otros. Destacan por ser maderas en desuso, que al ser tratadas realzan su belleza y jaspe natural, brindando un acabado sedoso en su superficie. Son elaboradas a mano y cada una presenta un diseño único y personalizado.

Permite además presentaciones de platillos de forma original y alegre, puede ser usado como azafate, centro de mesa, bases para comer, fruteros incluyendo así el carácter decorativo por el estilo y forma de las tablas, cada una distinta, brindando un entorno único en el espacio que ocupa.
¡Un detalle que marca la diferencia!

Madera de almendro

Esta madera es de las más pesadas del mundo, siendo su resistencia y durabilidad de las características más importantes, su color que va desde el color amarillento hasta el rojizo, que la hacen atractiva y costosa.

 

Madera de Guanacaste

Proviene de uno de los árboles más hermosos de Costa Rica, es de color rojizo, es una madera ligera y resistente al agua, ideal para darle a las tablas ese toque natural y orgánico.

Madera de teca

El aspecto de esta madera es ondulado o ligeramente internudado, la textura es gruesa y áspera, tiene un aceite antiséptico peculiar que la hace muy resistente y la protege aún más de los microorganismos.

Artículos relacionados:

Piezas con trayecto