Entre piedras y gemas se entretejen historias de superación y creatividad, el arte precolombino reconquista en las manos de étnico la moda y el diseño nacional.

Texto: Mariana Sáenz Mora. || Fotografías: Andrés Vargas Retana.

Carolina Orduz y Hellen Nuñez son las socias fundadoras de la marca Étnico, quienes diseñan joyas para hombre y mujer, bolsos de cuero y sombreros. El concepto no era tan simple como diseñar joyas y accessorios espectaculares, sino que se trataba de rescatar el arte precolombino de la percepción de souvenir y engalanarlo con un toque trendy cosmopolita para los amantes de la moda.

Étnico diseñadoras

Su lanzamiento oficial tuvo lugar en pasarelas nacionales, conscientes que más allá de nuestras fronteras todo la esencia latina es una tendencia que abraza cada vez más adeptos por sus ricas texturas y tonalidades. La inspiración viene de esta historia, la flora , la fauna, la cultura y la tradición desde la Patagonia hasta Río Negro. Cierres con animales de la selva tropical elegantemente colocados dan a la pieza un matiz exótico que los hacen un absoluto acento de cualquier vestimenta.

“Latinoamérica es una fuerza a tomar en cuenta, es una potencia en desarrollo y es un movimiento imparable que da ejemplo al mundo.
La filosofía de nuestra marca es enaltecer todos los aspectos que hacen único a nuestro continente”, explica Carolina.

Collar Étnico

“Nuestros diseños son conceptualizados en  Costa Rica, obtenemos nuestra materia prima proviene de muchos países latinoamericanos como México, Colombia, Brasil y Costa Rica”, detalla Hellen.

Además, tras de la marca existe la conciencia social, es por esta razón que le proyecto busca ser un factor clave en los procesos de empoderamiento de mujeres líderes de hogar en Colombia. País donde se manufactura gran parte del ensamblaje de sus diseños por las manos talentosas de esas mujeres.

Collares Étnico

“Más allá de lo único de cada pieza, se tiene le valor agregado de que en ella trabajó una mujer multifacética, llena de metas que además es vital en nuestros procesos de retroaliemntación” dijo Carolina.

La valoración y el retorno seductor de lo autóctono tiene espíritu en sus collares, aretes y pulseras, ese atractivo ha llegado a Panamá, Guatemala, Perú, Colombia, Miami, Francia y Suiza.

 

Artículos relacionados:

Joyas imprescindibles